HISTORIA DE MARIACRUZ OM

476 0

Contaré mi historia de Desamor: hace 3 años conocí a un muchacho, lo conocí porque mi hermana baila y después de los concursos hay fiestas. Ese día fui a ver a mi hermana, fue la primera vez que ella participaba, los amigos de mi hermana me conocen porque mi ex baila y después del concurso nos invitaron a la fiesta. Yo al principio no quería ir porque mi ex iba a estar ahí pero al final me convencieron.  Cuando nos subimos al taxi para ir a la fiesta yo estaba con mi hermana en la parte de atrás y ahí estaba ÉL, adelante con otro chavo. Yo sentía como me miraba, todo el camino se la pasó viéndome por el espejo.

En la fiesta, cenamos y tomamos, y como a la 1:00 a.m. ÉL me habló, me preguntó cómo estaba, cómo me llamaba, le contesté que bien, le dije mi nombre y le pregunté el suyo. Estuvimos hablando de nosotros hasta que mi padre llegó y me despedí, me pasó su número y al día siguiente le mandé mensaje, ÉL quería que saliéramos. El siguiente lunes nos vimos en un parque que  está por mi casa, platicamos, nos reímos, me robó un beso y se lo respondí.  Al día siguiente por la tarde me mandó un mensaje diciendo que estaba en el parque y me pidió que fuera, y fui. Y fue lo mismo, plática y risas. Tiempo después empezó a ir a mi casa, cenábamos, platicábamos, un día me invitó a su casa y fui, de ahí seguido iba a visitarlo y así pasaron meses.

Cuando hablábamos por teléfono siempre nos despedíamos con un “Te quiero. Con cuidado”.

Él empezó a contarme de otras chicas, a veces yo iba con él a sus “citas”, y cada vez que me contaba yo me ponía muy triste y enojada, y él lo notaba, cuando me preguntaba si estaba bien yo solo decía que sí.

Me gustaba salir con él, sentarnos y fumarnos un cigarro, escuchar y disfrutar la lluvia.

Tengo dos hermanas, cuando una de ellas se casó yo lo invité a la boda, y sí fue, y ese día la pasamos bailando, tomando, y casi cuando la fiesta iba a terminar, me marca un amigo diciendo que era cumpleaños de su primo y que había fiesta en su casa. Cuando estábamos esperando el taxi para irnos a la fiesta ÉL se hincó y me preguntó: “¿Quieres ser mi novia?” yo estaba toda emocionada pero no supe qué contestar, así que le pregunté: “¿por qué yo?, no soy como las chicas con las que platicas, no tengo un buen cuerpo, no tengo una cara linda…” Él me contestó con una sonrisa: “no seas tonta, te quiero a ti por el simple hecho de ser TÚ”, en ese momento lo besé y nos fuimos a la fiesta.

Cuando llegamos a la fiesta se los presenté a mis amigos y ahí estaba una chava, muy linda, cabello largo, buen cuerpo, así como le gustaban a ÉL. Un amigo me habló para presentarme a sus amigos y fui, ÉL se me perdió, lo busqué y lo busqué hasta que lo vi con aquella chica, me acerqué a ella y le dije: “hola, soy su novia” y ÉL dijo: “no, no lo es”… mi corazón se rompió en mil pedazos y me subí al cuarto de mi amigo, de rato llegó ÉL y platicamos. Yo le dije que era mejor ser solo amigos, ÉL no dijo nada y se bajó.  De rato subieron dos de mis amigos que son gay y me dijeron que no me amargara y que bajara a la fiesta, no quise. Un rato después  ÉL volvió a subir y me preguntó qué tenía, le dije que nada y ÉL no le dio importancia, lo que hizo fue tratar de besar a uno de mis amigos, mi amigo lo rechazó diciendo: “¿qué te pasa?, mi amiga es tu novia”, yo me reí para que Él no me viera triste y les dije: “no, no somos nada, bésense”. Me bajé llorando, pedí un taxi y me fui. Pasó un año y no supe nada de ÉL.

Pasó el tiempo, me invitaron a una fiesta y ahí estaba ÉL, hablamos, me pidió perdón, me dijo que todas las veces que me había dicho te quiero eran de verdad. Sentí muy bonito y nos besamos. Más tarde ese mismo día, cuando llegué a mi casa me di cuenta de que estaban buscando a mi hermana porque no sabían dónde estaba. Cuando estaba amaneciendo vi que mi hermana llegaba con ÉL a la casa. En ese momento lo único que me preocupaba era que mi hermana estaba bien.

Pasaron los días y mi hermana se veía muy feliz y yo le pedí que me contara el por qué, tenía mucho que no la veía así. Me contó, me dijo que el día de la fiesta ÉL y ella salieron para ver el amanecer, y que el momento fue tan hermoso que se besaron y decidieron darse una oportunidad para conocerse. Yo quería llorar pero me aguanté y le dije que todo estaba bien.

Ellos empezaron a andar, ella me contaba todo lo que hacían juntos, todo lo que le decía, me enseñaba las canciones que ÉL le dedicaba… yo me sentía muy mal pero mi hermana se veía tan feliz y eso era lo importante para mí.  Un día no aguanté más y lloré frente a ella y le pregunté por qué lo hizo si ella sabía que yo lo quería, sus palabras me dolieron: “es obvio que mi felicidad es más importante que la tuya”, sentí una tristeza enorme pero creí que tenía razón.  Pasaron muchos meses y ella seguía saliendo con ÉL.

Mi cabeza aún tiene esa idea de que ella es mejor que yo, que cualquier chica es mejor que yo.

Después de esto no he podido estar con otro chico, mi mente crea una película donde pasa lo mismo.

ÉL tuvo muchos problemas y hace dos meses se quitó la vida. Mi hermana lo quiso mucho, ellos se quisieron mucho, yo podía sentir como su amor era mutuo.  Tuve mucho odio hacia ellos dos y ahora ÉL ya no está.

Me hubiera gustado decirle muchas cosas y preguntarle muchas cosas sobre nosotros, sentí feo al ver que todos consolaban a mi hermana, toda la atención fue para ella. Ella lo quería mucho, yo también lo quería pero tuve que aguantarme todo, nadie notó ese dolor, nadie notó mi dolor…

Deja un comentario