SEGUNDAS IMPRESIONES

486 0

LES PRESENTO MI PRIMER HISTORIA DE AMORES DE BARRA… TRAGEDIAS EN TARDES DOMINGUERAS DE MEZCAL

 

Resulta que tengo una nueva tragedia poco común que platicar, de verdad que estas cosas nada mas me pasan a mí!
Llega el sábado en la noche, y en el panorama hay una fiesta que me parece muy atractiva porque no conozco a nadie, y bueno el respirar aires nuevos sin historias de por medio a veces resulta liberador. Pues llego toda despampanante para la ocasión y sí efectivamente no hay caras conocidas. En cuanto llego me aborda un tipo nefasto, nefastísimo! Arrogante, presumido, alcoholizado y encima de todo tratando mal al mesero que aparte de todo es su amigo. Una pesadilla de tipo! Opto por desafanarme poniendo de pretexto que tengo que ir a recoger a una amiga (cosa que si hice) y tardo mas de 2 horas en regresar a la dichosa fiesta.

Afortunadamente cuando vuelvo me topo con un amigo que me salva el resto de la noche, bueno me salva a ratos porque el tipo desagradable, que a partir de ahora llamaremos don intenso, hace apariciones esporádicas en el resto de la noche/madrugada para hacer comentarios fuera de lugar e incómodos. Mis malas caras y comentarios no fueron suficientes para que entendiera lo desagradable que me resultó, no, aparte de todo don intenso es super insistente y persistente.

El desagrado no termina aquí. Al día siguiente mis amigos me invitan a una comida a la que acepto ir, y cual va siendo mi mala suerte que lo primero que veo al llegar es a don intenso! Ajá, les digo que la desgracia me persigue. Cabe mencionar que don intenso andaba en vivo, osea, a todos los defectos previamente mencionados súmenle la cruda del tipo, no moral porque es un descarado y le vale lo que la gente opine de él. Pues debido a que estábamos en la misma mesa no quedó opción mas que echarme un mezcal para poder aguantarlo.

La sorpresa es que realmente don intenso es un buen tipo, super culto y estudiado, hasta escritor resultó ser! En domingo le fluyó la plática interesante y hasta me empezó a caer bien y realmente tenía mi atención. En un momento que hubo movimiento de gente en la mesa quedamos sentados uno al lado del otro, reconozco que ya no me molestaba, es más, estaba interesada! Trae una historia de desamor muy interesante por cierto, es de mi club de corazones rotos y pues toda mi empatía estaba con él, lloramos juntos compartiendo historias! El final de la tarde con él resultó muy agradable, y ahí va mi tragedia: ya cuando empezamos a congeniar, ya cuando mi interés estaba despierto, profundizando mas en temas de la vida y platicando de la familia…. pues resultó la misma que la mía. Don intenso y yo somos parientes….. tragedias en tardes domingueras de mezcal.

Deja un comentario