JUGANDO A LAS MATEMÁTICAS

419 0

El riesgo de querer, el riesgo de entregarse completamente, lo has vivido? Yo sí, y hoy me golpeó la realidad, esta vez me golpeó muy duro. No hay duda de que debemos vivir intensamente, cada momento, cada experiencia, y disfrutar cuando las cosas nos van bien porque en un parpadeo todo cambia… en un instante te encuentras feliz, pleno, ves el mundo luminoso, y de repente, todo colisiona y sientes como tu corazón se quiebra. Como un cristal sientes el momento en que se fragmenta… y todo cambia, de repente tu mundo se vuelve gris, sientes que no puedes respirar, la realidad pega directo en el estómago y te quita el aire, te quita vida. Y te quedas ahí inmóvil, aunque por dentro estás temblando, no te puedes mover, tienes que permanecer lo más quieto que se pueda para no aumentar el dolor.

 Pero vale la pena al final, el dolor de ese momento vale la pena por los momentos felices que se vivieron, por la experiencia, y finalmente serán los recuerdos más lindos que nos irán acompañando por el resto de los días.

Jugando a las matemáticas, el dolor es directamente proporcional a la felicidad que vivimos antes de sentirlo, están de acuerdo?

Deja un comentario